22/11/09

El agujero negro del campo

Padylla: 21/11/09

Cuando pensamos que con esto de la crisis las personas iban a volver al campo a trabajar o a nutrirse de él, nos enteramos de que la realidad es bien distinta. El campo pasa por una de las peores crisis de su historia, tanto en Canarias como en el resto de España. ¿Los motivos? Los bajos precios y la alta competitividad proveniente del exterior. Quizás la solución no se encuentre en aumentar las ayudas para la agricultura sino en disminuir los excesivos márgenes de los intermediarios. Y es que las grandes superficies se forran a costa del trabajo de los agricultores. Eso se llama explotación, o mejor,  Kunta Kinte 2.0

5 comentarios:

Anónimo dijo...

El chiste o viñeta es simpatico pero más lo es la falta de ortografía: la palabra urones se escribe con H. Lo correcto seria HURONES. Un saludo.

Padylla dijo...

Y tanto, ya lo he corregido. ¡Qué rabia me da cuando por las prisas meto un gambazo de estos!. Tampoco te puedes fiar de google, pones "urones" y te salen 261.000 resultados. Muchas gracias y siga atenta o atento a mis errores.

Héctor Guerra dijo...

Tema complejo...muy complejo...hay sitios en los que los propios agricultores se organizan para llevar el producto al consumidor, incrementando así el dinero que ingresan. Eso lo podrían hacer los agricultores canarios para los productos que se consumieran en las islas. Pero fuera...esa es otra historia...se necesitaría más tiempo, dinero, y conocimiento, para organizar un sistema competitivo de distribución fuera de las islas (barcos, aviones...asuntos de los que las empresas de logística internacional ya están bastante puestas para minimizar costes y tiempos al máximo)...lo cual, evidentemente, disminuiría los ingresos, porque habría que ofrecer precios competitivos a los consumidores. Nadie (supongo) duda que una verdura o fruta recién cogida aquí es infinitamente mejor que otra recogida a miles de km, congelada, descongelada, y metida en una bolsa...pero "la pela es la pela"...y las ofertas de las grandes superficies son irresistibles para la gente, nosotros, "el malvado mercado", que somos los que al final decidimos, aunque no nos guste reconocerlo...así que...compleja solución vamos. Yo si fuera agricultor le diría a mis hijos que estudiaran todo lo que pudieran para que se dedicaran a otra cosa si la agricultura se pone muy fea...

Anónimo dijo...

Amigo Padylla, ha estado usted rápido en la corrección, y eso es de alabar. Ojalá los políticos estuvieran igual de espabilados para poner sobre la mesa medidas para proteger el sector agrícola. Reciba un saludo.

Padylla dijo...

Héctor es el debate de siempre: ¿intervenir el mercado protegiéndolo o darle rienda suelta al libre y competitivo mercado? Supongo que la eficiencia global está en lo segundo pero el instinto humano en lo primero.